sábado, 30 de diciembre de 2017

Los Predicables: Lógica aristotélica




LOS PREDICABLES

Predicables

(del latín “praedicabilia”.) Clases de predicado en la lógica aristotélica. Aristóteles, en los Tópicos, enumera cuatro predicados: género, especie, carácter propio y carácter accidental. Porfirio, comentador de Aristóteles, añade a esta enumeración la diferencia específica. Los predicables se contraponen a los nombres singulares, dado que estos últimos, a diferencia de los primeros, no pueden ser predicados. En Aristóteles, la teoría de los predicables está ligada a la teoría sobre los géneros de “enunciado” - categorías (praedicamenta).

Diccionario filosófico · 1965:372
http://www.filosofia.org/enc/ros/pr5.htm

Géneros del predicado en la lógica aristotélica. 
Aristóteles cuenta cuatro predicables: género, especie, carácter propio y carácter casual. Los predicables se contraponen a los nombres singulares, ya que estos últimos, a diferencia de los predicables, no pueden ser predicados.
Diccionario de filosofía · 1984:345

Definición 
Los predicables son las cinco maneras en que un concepto puede ser dicho de sus inferiores o de los sujetos a los que se enlaza.

A cualquier sujeto o universal lógico son atribuibles tres conexiones esenciales (Género, Especie y Diferencia específica o especificidad) y dos accidentales (Propiedad y Accidente).

Por ejemplo, Juan es esencialmente primate (género)*, humano (especie) y racional (diferencia específica), tiene un sentido del humor que le es propio y ha nacido accidentalmente en Úbeda.
*Nota bene: Obsérvese que la palabra "género" la empleamos aquí en un sentido distinto a cuando hablamos del "género masculino", "femenino" o "epiceno".

Predicables esenciales 
Por Género entendemos un predicable esencial: aquella noción o concepto universal que puede ser atribuido a distintas especies, agrupándolas por su esencia o naturaleza común en una sola clase de entidades. Así, el chimpancé, el orangután, el gorila y el gibón, pertenecen al mismo género (primate) que el ser humano, estos monos póngidos, junto con otros constituyen la clase lógica (el género) de los animales a los que podemos llamar primates.

Podemos discernir entre géneros próximos y géneros remotos, según hemos visto al estudiar en clase el árbol de Porfirio. Córdado o Animal son géneros más remotos respecto de ser-humano que homínido (género próximo que agrupa a especies como el neandertal, el cromañón y el hombre de la isla de Flores, entre otros).

La definición esencial de una especie o de un sujeto incluye el género y la diferencia específica. Cfr. la foto. La mosca zángano es una Eristalis (género) tenax (especificidad).
Todo género puede ser considerado como una especie respecto de un concepto de mayor extensión y menor comprensión. Así, los hongos son una especie de seres vivos y las rúsulas son una especie de hongos, o los diptera son una especie de insecta, etc.

Por Especie entendemos el concepto universal dicho de muchos que diferen individualmente (los individuos). Mesa, silla o armario son especies de muebles. La especie (species, idea) es la forma o estructura que determina el ser esencial de una entidad... Roco es un perro, Babieca fue un caballo, Alfa centauro es una estrella. La especie contesta a la pregunta qué es, nombra la esencia completa de un sujeto.

Por Diferencia Específica o Especificidad entendemos la noción o el concepto universal que expresa la calidad, intensión o nota, que nos permite distinguir diferentes especies de un mismo género. Por ejemplo, el orden taxonómico de los dípteros (moscas y mosquitos) es una "especie" de insectos ("orden", dicen los entomólogos) que tiene por diferencia específica el número de alas (dos).

Predicables accidentales
Llamamos Propiedad o Propio a la noción universal que predicamos necesariamente de una especie, siempre y de todos sus individuos. Es una propiedad necesaria de los dípteros (moscas y mosquitos) que sus alas posteriores estén atrofiadas en halterios claviformes. Son propiedades universales del ser humano su capacidad para la risa, el llanto o la compasión. Prueba de que estas características son necesarias para la preservación de la condición humana es que consideramos inhumanos o deshumanizados a quienes no las ejercitan.

Se debe distinguir entre propiedades genéricas y propiedades específicas. Así, por ser una mosca, la Eristalis tenax de la foto tiene sólo dos alas y halterios claviformes, sin embargo es una propiedad específíca de esta mosca que su larva acuática respire gracias a un largo tubo telescópico en forma de cola de rata.

Llamamos Accidente al universal que predicamos de un sujeto o de una especie de un modo que no es ni esencial ni necesario. Un accidente es una característica inteligible que puede desaparecer sin que el sujeto pierda su condición específica. Así, Juan puede ser ciego o cortarse el pelo al cero sin que por ello deje de ser Juan (nombre propio), ni se pierda su condición de ser humano.
http://filosofayciudadana.blogspot.pe/2009/01/los-predicables.html

Predicables esenciales

 La palabra predicable se deriva del griego categorema que significa: predicado, atributo, y del latín predicable, que significa: lo que se puede atribuir, es decir, afirmar. Los predicables son la manera de efectuar la predicación, es decir, la atribución de un predicado a un sujeto. Los predicables son: el género, la especie, la diferencia específica, lo propio y el accidente.

Los predicables esenciales desde el punto de vista de la extensión

La clasificación de los conceptos en especies y géneros desde el punto de vista de su extensión.
- Género: Es el concepto que agrupa a las especies que tienen algo en común.
- Especie: Es el concepto que agrupa a los entes de la misma esencia. 

ejemplos:

El predicable género: consiste en que el concepto predicado tenga más extensión que el sujeto al que se atribuye la predicación, ejemplo:
-       La espada es un arma à  GÉNERO
-       La cama es un mueble à GÉNERO

El predicable especie: ofrece un concepto que se predica con menos extensión que el sujeto al que se refiere a la predicación, ejemplo:
-       Algunos animales son perros à ESPECIE
-       Algunos mexicanos son veracruzanos à ESPECIE

Comparto el articulo de la Enciclopedia Britanica:

Predicable
LOGIC
WRITTEN BY: The Editors of Encyclopædia Britannica

Predicable, in logic, something that may be predicated, especially, as listed in Boethius’ Latin version of Porphyry’s Isagoge, one of the five most general kinds of attribution: genus, species, differentia, property, and accident. It is based upon a similar classification set forth by Aristotle in the Topics (a, iv–viii), which has “definition,” however, in place of “species.”

Aristotle treated only statements of the form “A is B,” in which subject and predicate are both universal. He noted that in every true statement of this type the predicate either is convertible with the subject (i.e., “B is A” follows from “A is B”) or else it is not. If the predicate is convertible and states its essence, then it is the definition of the subject; whereas if it is convertible but does not state the essence, it is a property of the subject. On the other hand, if the predicate is not convertible with the subject but is part of the definition, it is the genus or differentia of the subject, for a definition always consists of genus and differentia. Finally, if the predicate is not convertible and is not part of the definition, it is an accident of the subject.

Some Aristotelian examples may be briefly mentioned. In the true statement “Man is a rational animal,” the predicate is convertible with the subject and states its essence; therefore, “rational animal” is the definition of man. The statements “Man is an animal” and “Man is rational,” while true, are not convertible; their predicate terms, however, are parts of the definition and hence are the genus and differentia of man. On the other hand, the statement “Man is capable of learning grammar” is true and convertible; but “capable of learning grammar” does not state the essence of man and is therefore a property of man. The true statement “Man is featherless” offers an example of an accident. Its predicate is not convertible with its subject, nor is it part of the definition; accordingly, it expresses only an accidental characteristic of man.

Porphyry gave the following examples of predicable relationships in which the subject is “man”: of genus, animal; of differentia, rational; of property, risible; and of accident, white.

https://www.britannica.com/topic/predicable


Image result for porfirio logica

LOS PREDICABLES ESENCIALES DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LA COMPRENSIÓN
Diferencia específica: un concepto se predica como diferencia específica respecto de un sujeto cuando se refiere a las notas esenciales, mediante las cuales dicho sujeto se diferencia de las otras especies; ejemplo:
-       la silla es para sentarse
-       la cama es para acostarse
-       el reloj mide el movimiento de rotación de la Tierra.

Lo Propio:  El predicable propio

El llamado propio o propiedad es un concepto que al ser predicado de un sujeto, alude a una nota que para éste es exclusiva y característica, aunque no sean un constitutivo esencial; ejemplos:
Género: animal                                            Género: polígono                                      
Especie: hombre                                          Especie: triángulo
Dif.especifica: racional                                 Dif. Específica: tres lados
Propio: social                                              Propio: sus ángulos suman 180º

Lo propio en sí: Representa el enunciado de una cualidad que se desprende directamente de la esencia, que le pertenece a toda la especie y a todos los individuos de la especie. sin embargo, no es tan fácil delimitar en todos los casos lo propio de la especie como los accidentes del individuo. Por esta razón, el mismo Aristóteles denomina propios también a las determinaciones accidentales, éstas reciben el nombre de lo propio respecto a otro: Representan el enunciado de una cualidad que no se desprende directamente de la esencia, pero que le puede pertenecer a la clase de tres maneras, a saber:


El predicable accidente
El predicado llamado accidente es un concepto que menciona una nota que no es indispensable para el sujeto de la proposición. La nota que tiene el carácter de accidente, de ordinario es separable, pero puede darse el caso que sea permanente, ejemplo:
               -       La mesa es café
               -       La puerta es de madera

La manera correcta de realizar la predicación es siguiendo la siguiente fórmula:

Especie =Género próximo + diferencia específica
La silla  es   un mueble   para       sentarse
 La cama es  un mueble   para       acostarse
El hombre es un animal   -->         racional

https://sites.google.com/site/filomat7/predicables-esenciales/predicables-esenciales

Definición: 
Los predicables son las distintas maneras de predicar o atribuir lo entendido (un concepto) a la realidad.
. Género: Predicable que expresa una parte de la esencia común con otros.
. Especie: Predicable que expresa toda la esencia.
. Diferencia específica: Predicable que expresa una parte de la esencia propia o específica.
. Propiedad: Predicable que expresa una característica no esencial pero que se deriva necesariamente de la esencia.
. Accidental: Predicable que expresa una característica que ni es esencial ni se deriva necesariamente de la esencia.

 Los predicables.
La aceptación de distintos tipos de conceptos implica un pequeño problema: que los conceptos se relacionan unos con otros de diversas formas a la hora de pensar.  Los predicables surgen cuando hacemos juicios, o sea, atribuimos una idea a otra y, por lo tanto,  son ideas universales reflejas. 

Ahora bien, dicha atribución, desde un punto de vista gramatical, está formada por un sujeto, verbo y predicado. V.g. “Mi primo es divertido”; a la idea “mi primo” le atribuimos por medio del verbo “ser” la idea “divertido”. No obstante, “divertido” también puede ser mi perro, un chiste de mi vecino o el ritmo de la banda Café Tacuba. ¿Entonces, de qué modo hacemos la predicación? ¿Cómo se relaciona la idea de divertido con mi primo?

Los conceptos, de acuerdo a sus propiedades (comprensión y extensión), se vinculan entre ellos de varias formas. Un concepto puede ser más amplio que otro y éste a su vez subordinado a una idea más amplia: “divertido”, en cierto sentido, es más amplio que “primo”.  "Divertido" abarca a más seres, pero se subordina a "primo", al ser su predicado. 

 O bien, un concepto se puede referir a una condición general e invariable de un objeto o bien a una condición específica y variable. Por ejemplo, el concepto “color” es atribuible a todos los perros, pero mi “Firulais” es blanco. Los  primos son “hijos de los hermanos de alguno de mis padres”,  pero algunos primos son “divertidos”, otros “aburridos”, etc. Precisamente a las maneras en que se relacionan los conceptos entre sí, cuando se atribuyen unos a otros (modos de predicación) se les llama predicables.  En otras palabras, un predicable es un concepto que se puede predicar de algo.
 Hay dos tipos de predicables: esenciales y no esenciales.[1] Los esenciales apuntan principalmente hacia la extensión de los conceptos; en cambio, los no esenciales se concentran en la comprensión.

Los predicables esenciales
Cuando vimos la ley de la extensión y comprensión de los conceptos, vimos que había ideas de mayor o menor extensión que otras. ¿Recuerdas? Golosina es más extensa que chicle.
Los predicables esenciales son tres: género, especie y diferencia específica.

Al concepto que agrupa varios tipos de seres a partir de una característica común (nota distintiva) de sus esencias, se le llama género.   Golosina agrupa varios tipos de dulces. Al concepto que agrupa a los seres de un mismo tipo (es decir seres que comparten completamente la misma esencia), se le llama especie. En este caso pensemos en “chicle”. Hay un tercer elemento que distingue las especies de un mismo género: la diferencia específica. En ella se da una característica propia de una especie nada más. Algunas especies de golosina son chicles, paletas, pastillas de sabores,  etc. Los chicles se distinguen del resto por estar hechos de una resina blanda altamente masticable de sabor agradable.

Precisamente a aquello que hace la distinción le llamamos diferencia o noción diferencial.  En otras palabras, el género es un concepto universal que comprende a varias especies, a partir de una o unas cuantas características esenciales; la especie es también un concepto universal, pero, a diferencia del género, abarca a entidades que comparten en su totalidad la misma esencia y no nada más una o unas cuantas  de sus propiedades; y, finalmente, la diferencia es un concepto que se refiere a una nota de la esencia de un objeto, la cual permite distinguir una especie de otras, dentro de un mismo género o bien, delimitar una idea genérica.

Un género no necesariamente tiene como inmediatamente inferior a una especie, sino puede tener a otro género debajo de sí y así sucesivamente hasta llegar a una especie. Así pues, habrá: géneros  supremos  (que no están subordinados a otros), géneros ínfimos (que no contienen a ningún otro género) y géneros subalternos (aquellos que están contenidos en uno superior y que poseen otros géneros inferiores).  En el siguiente ejemplo se ve al género supremo hasta arriba, sus géneros ínfimos y algunas de sus especies debajo de éste, y las nociones diferenciales de éstos aparecen entre paréntesis:

Perros[2]
 Pequeños           Medianos              Grandes               Gigantes
                (hasta 25.4 cm) (de 27.9 a  50.8 cm) (de 53.3 a 73.6 cm) (más de 76.2 cm)
                     Chihuahueño            Chow chow               Afgano                  Gran danés

Otro ejemplo, “batería”, “teclado”, “guitarra”, “bajo”, “saxofón” vendrían a ser especies subordinadas a sus respectivos géneros: "instrumento de viento", "instrumento de cuerdas" e "instrumento de percusiones". Estos géneros, a su vez, se subordinan al género “instrumento musical”. Las razones que hacen distintos a los géneros entre sí y a las especies dentro de un género, constituirían las diferencias o nociones diferenciales.

En el próximo apartado veremos los predicables no esenciales. Esto se basa en la idea de que en el mundo real existe algo que es una cosa en sí misma (substancia) y algo que existe dependiendo de esa cosa (accidente metafísico). En consecuencia, una chamarra es una sustancia, pero su color o su tamaño es un accidente. La relación entre substancia y accidente es muy estrecha. Tan estrecha que, para algunos medievales, como Berengario de Tours (1000-1088), los accidentes no pueden existir sin las sustancias.

Ahora bien, los predicables esenciales (género, especie y diferencia) lo mismo se aplican a las sustancias, que a los accidentes.  De esta manera, el color rojo de mi chamarra,  puede convertirse en el género “rojo” que abarque a todas las chamarras de ese color como una especie suya, mientras que otra especie de tal género podría ser “manzana”. 

Los predicables no esenciales
Son aquellos modos de predicar un concepto de acuerdo a la relación de necesidad o contingencia que éste guarda con el objeto que representa.

¿Qué significa lo anterior?  Que los predicables no esenciales están interesados en las cualidades del objeto. Si una cualidad -que ya está expresada en el concepto- es permanente e invariable en el objeto (necesidad), el predicable se llama propio;[3]  pero si la cualidad puede o no estar en el objeto, se llama accidente lógico. “Las vacas son herbívoras”. “Herbívoras” es un concepto que le atribuye una cualidad fundamental a las “vacas”. Para ser una vaca, entre otras cosas es necesario ser herbívoro. 

Pero, qué tal, si nos topamos con  Susana y descubrimos que: “ella es vegetariana”. No es una cualidad necesaria el que Susana sea vegetariana. En cualquier momento ella podría comer carne y seguiría siendo Susana.  La cualidad es contingente (variable) y, por lo tanto, el predicado "vegetariano" es un accidente.  Los accidentes lógicos pueden ser de tres tipos, de acuerdo a su relación con la esencia. Por lo tanto, tenemos los accidentes: según la esencia; fuera de la esencia;  contrarios a la esencia.  Los accidentes según la esencia muestran una propiedad a la que tiende la naturaleza de un objeto.  Entonces tenemos que “salud” es un accidente, según la esencia del cuerpo humano, ya que éste tiende a ella.

Los accidentes fuera de la esencia son aquellos que muestran cualidades de los objetos originadas azarosamente,  por ejemplo, que  Juanito Pérez (sustancia)  sea “médico” (accidente), es una propiedad que, en cierta forma, las circunstancias lo llevaron a adquirirla y no propiamente la naturaleza. Por último, los accidentes contrarios a la esencia se refieren a propiedades que van en contra de la tendencia natural de un objeto, entonces que  si Christopher Reeves, el primer actor de Superman,  tenía como cualidad estar paralítico, esta es contraria a la tendencia humana de moverse. 

Las categorías
Los predicables también reciben el nombre de categoremas.[4] Como ya vimos, son modos de expresar conceptos. Ahora bien, independientemente del modo en que se predican, estos conceptos, cuando se aplican a un buen número de seres, se les llama categorías.[5] Ya no se trata aquí de la relación entre dos conceptos en un enunciado, si no de la aplicación  de un concepto a cierta cantidad de seres en la realidad. En otras palabras, a los  conceptos universales se le conoce también como categorías o predicamentos.[6] La idea “cuchara” se convierte en una categoría cuando la aplicamos a todas  las cucharas de la realidad y los psicólogos cognitivos llegan todavía más  lejos, porque definen –y por lo tanto identifican- a los conceptos como categorías. Sin embargo, hay de categorías a categorías. La idea “ser” es una categoría mucho más amplia que la de “cucaracha”,  pues la primera se aplica prácticamente a todas las cosas, mientras que la segunda se restringe a cierto tipo de adorables insectos.

Las categorías aristotélicas
Aristóteles, pensó que existían diez categorías básicas que no sólo constituían meros conceptos, sino que también reflejaban la estructura de la realidad.[7] Serían algo así como los cimientos que sostienen al edificio de la lógica.

Estas categorías aristotélicas, son de dos tipos: una se llama substancia (y la única categoría que abarca lleva ese nombre) y la otra se llama accidente y abarca las otras nueve categorías restantes.

Como ya lo esbocé un poco antes, la substancia es un concepto que se refiere a todos los seres que existen en sí mismos, mientras que el accidente alude a los seres que únicamente existen en otros  seres. Ejemplo: “La bicicleta es ligera”. “Bicicleta” es un concepto que se refiere a una substancia, pues una bicicleta existe en sí, pero lo “ligero” existe sólo en una substancia, por lo tanto es un accidente, ya que requiere de otro ser (en este caso la bicicleta) para existir; es decir, las cosas (substancias) pueden ser ligeras, sin embargo la ligereza fuera de ellas es imposible.

A continuación, enumeraremos y explicaremos la lista completa de las diez categorías: una substancia y nueve accidentes. Tales son las siguientes:

1.      Substancia. Como ya dije, es una categoría que señala aquellos entes que existen en sí mismos[8]. Ejemplos: Garfield, carro, animal, campana, huracán, Carlos Monsivais,[9] etc.
2.      Cantidad. Es el accidente que indica lo que es divisible de la substancia.[10] Ej.  Una naranja es divisible en dos mitades, el peso de un marrano es divisible en kilogramos, etc.
3.      Cualidad o calificación. Es el accidente que denota una propiedad o característica de una cosa como estimable o desestimable, es decir,  siempre bajo una calificación.[11] Ej. La  fruta es sabrosa,  el colorín es tóxico.
4.      Relación o relativo. Es el accidente que muestra un atributo de una cosa como similar o distinta frente a un ente diferente. Nos muestra cómo se vincula un ser con otros, sea por comparación o sea porque, efectivamente, guardan una relación.[12] Ej.  Chabelo es alto (se es alto en función de algo, porque, al lado de una jirafa es chaparro); la torre latinoamericana es famosa (implica que está en relación con la gente).  
5.      Acción o “hacer”. Es el accidente que muestra una actividad que realiza la substancia. Ej. El bateador hizo un cuadrangular.
6.      Pasión o “ser afectado”. Es el accidente que indica el efecto que sufre la substancia de una acción ajena.[13] Ej. El bateador es golpeado por la bola.
7.      Tiempo. Es el accidente que categoriza la duración de la substancia en la existencia. Ej. El niño tiene ocho años.[14]
8.      Lugar. Este accidente nos enseña la ubicación de la substancia en el espacio. Ej. La mochila está en el salón.
9.      Situación. Da la disposición de las partes de la sustancia  en un lugar. Ej. Supongamos que la mochila está en el salón (accidente de lugar), la situación sería que la mochila está recargada sobre la pared al lado de mi pupitre.
10.  Pertenencia o hábito. Refiere a una cierta “posesión” de la substancia de la cual ésta puede prescindir. Ej. Volvamos a pensar en aquella mochila, pues además de estar recargada sobre la pared, al lado de mi pupitre, dentro del salón, trae amarrada a una de sus correas un zapato de bebé, o sea, una posesión externa.

De acuerdo con Thelenmburg, las categorías aristotélicas expresan la estructura gramatical de una oración: la sustancia corresponde al sustantivo; la cualidad, la cantidad y tiempo al adjetivo;  el lugar al adverbio; la relación corresponde tanto al adjetivo, como al adverbio, la acción y la pasión al verbo;  el hábito y el sitio al participio.

http://supermileto.blogspot.pe/2014/12/los-predicables.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario